Ministerio de Economía 

minec
  Mapa de sitio  103 visitantes activos Descargas


MINEC
  • Pagina Principal
  • Objetivo
  • Misión Visión
  • Antecedentes
  • Leyes
  • Vínculos
  • Directorio Telefonico
  • Titulares

  • Areas de Gestión
  • Política Comercial
  • Administración de Tratados
  • Hidrocarburos
  • Minas
  • Energia Electrica

  • Servicios y Tramites
  • Videos Audios Rondas UE
  • Listado de Servicios

  • Temas Varios
  • Aduanas
  • Licitaciones MINEC

  • Aranceles
  • IV Enmienda SAC
  • Base Legal SAC

  • Noticias
  • Unión Aduanera
  • Unión Europea
  • OMC
  • Taiwan
  • Otros
  • COMIECO
  • Tratados de Libre Comercio
  • PRECIOS DE REFERENCIA
  • PYMES

  • Entrar
       
        
     
    Forgot password?

    Archivo

  • TLC MEX 26 octubre 2009 
  • TLC MEX 14 abril 2009 
  • TLC-MX 27 marzo 2009 
  • TLC MEXICO 10 DE MARZO DE 2008 
  • TLC MEXICO 31 DE ENERO DE 2008 
  • TLC MEXICO 01 DE NOVIEMBRE DE 2007 
  • TLC MEXICO 31 DE OCTUBRE DE 2007 
  • TLC MEXICO 19 DE ABRIL DE 2007 
  • TLC MEXICO 04 DE OCTUBRE DE 2006 
  • TLC MEXICO 21 DE AGOSTO DE 2006 
  • TLC MEXICO 13 DE DICIEMBRE DE 2005 
  • TLC MEXICO 15 DE AGOSTO DE 2005 
  • TLC MEXICO 11 DE AGOSTO DE 2005 
  • TLC MEXICO 18 DE ABRIL DE 2005 
  • TLC MEXICO 14 DE OCTUBRE DE 2004 
  • TLC MEXICO 18 DE MAYO DE 2004 
  •  

  • :: TLC MEXICO
     TLC MEXICO 04 DE OCTUBRE DE 2006

    San Salvador, 4 de octubre de 2006

    El Salvador gana otro litigio a México
    Ordenan anular registro ilegal de la marca Bacaolinita


    El Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual (IMPI) declaró nulos los registros a favor de una empresa Mexicana que comercializaba ilegalmente las marcas salvadoreñas “BACAOLINA” y “BACAOLINITA”, confirmó el Ministerio de Economía.
    El fallo se conoció el pasado 29 de septiembre y se convierte en el segundo resultado favorable para nuestro país en menos de dos meses, en el marco del Tratado de Libre Comercio suscrito con la nación azteca, se indicó.

    Las marcas salvadoreñas de algunos medicamentos y suplementos alimenticios habían ganado fuerte aceptación en México, ya que varios productos eran conocidos desde Baja California hasta el sur de Chiapas. Esto alentó a varios laboratorios salvadoreños a explorar el mercado mexicano con el propósito de colocar sus productos al amparo de los beneficios del TLC.

    Como parte de la investigación de mercado se descubrió en México una falsificación del producto BACAOLINA, reconocido complejo vitamínico a base de minerales e hígado de bacalao utilizado para proteger el sistema respiratorio. Luego, al analizar las muestras del producto se constató que éste era de baja calidad y que no reunía los principios activos que hacen efectivo al producto salvadoreño original, con lo cual también se estaba causando un daño al prestigio de la marca.

    “Si el producto salvadoreño estaba siendo falsificado, es precisamente porque es de buena calidad y era una marca cotizada en el mercado mexicano” enfatizó René Salazar, Director de la DATCO del Ministerio de Economía, al señalar que el descubrimiento del caso llevó a que nuestro país interpusiera una denuncia ante el IMPI con fundamento en el Artículo 16-19 del Tratado.


    El Art. 16-19 del Tratado faculta para que un Estado Parte pueda de oficio invalidar el registro y prohibir el uso de una marca que sea reproducción, imitación o traducción de una marca que sea notoriamente conocida en otro Estado Parte.
    Salazar señaló que BACAOLINA y BACAOLINITA son marcas notoriamente conocidas en nuestro país, con una tradición de más de 40 años, por lo que son muchas las generaciones las que han crecido consumiendo estos productos.

    Dentro del proceso, El Salvador demostró ante el IMPI mediante constancia extendida por la autoridad competente que las marcas BACAOLINA y BACAOLINITA son notoriamente conocidas en nuestro país y que se encuentran registradas desde el año 1975. Adicionalmente fueron registradas en México desde el año 1994.

    Asimismo, se solicitó la intervención de la Secretaría de Economía de México para que instruyera al IMPI, a efecto que en cumplimiento a lo establecido en el Tratado se procediera de oficio a invalidar el registro y a prohibir el uso de las marcas salvadoreñas. En ese sentido, México se comprometió a que se harían las investigaciones del caso, e incluso, se procedería al decomiso de los productos falsificados.

    Como parte de la investigación realizada por la Dirección de Administración de Tratados Comerciales (DATCO del Ministerio de Economía), se visitaron diferentes puntos de distribución de productos naturistas en México, con el propósito de obtener muestras del producto falsificado, folletos y demás publicidad relacionada con éstos.

    El IMPI recibió las muestras del producto falsificado, abrió de oficio el expediente administrativo de nulidad y desde el año 2003 se sostuvieron numerosas reuniones con funcionarios del IMPI con el objeto de obtener una solución a este caso.
    Posteriormente, el IMPI se retractó de continuar conociendo de oficio el expediente alegando que el registro de la marca por parte del empresario mexicano se había hecho antes de la vigencia del TLC y que por tanto, no podían aplicar el Art. 16-19 en forma retroactiva, por lo que recomendaban que la empresa afectada se mostrará parte directamente en el proceso de nulidad de la marca.
    Fue así como el Laboratorio nacional con el apoyo del MINEC, inició las acciones de nulidad y caducidad en contra de las marcas BACAOLINA y BACAOLINITA registradas ilegalmente en México.

    Las gestiones y reuniones con el IMPI continuaron hasta el año 2005, sin que se obtuviera una solución en este caso, ya que la empresa mexicana demandada utilizó todo tipo de recursos para dilatar el proceso e incluso interpuso recursos de amparo en contra del Director del IMPI.

    Finalmente, el pasado 29 de septiembre, El Salvador fue comunicado de los resultados favorables obtenidos en los procesos administrativos iniciados en contra de la empresa mexicana. En total fueron 8 casos resueltos a favor de El Salvador: 6 de éstos promovidos por el país, solicitando la nulidad de registro y caducidad de la marca, en estos casos, el IMPI resolvió a favor de la empresa salvadoreña declarando la nulidad administrativa de la marca BACAOLINA y de su diseño inscritas por la empresa mexicana.
    La nulidad se fundamentó en que el registro de marca otorgado a la empresa mexicana se había realizado en evidente contravención a la legislación de propiedad intelectual mexicana y que claramente generaba confusión con la marca propiedad del laboratorio salvadoreño.

    Los otros dos procesos fueron promovidos por el laboratorio mexicano, solicitando la caducidad de las marcas BACAOLINA y BACAOLINITA alegando falta de uso de estas por parte de la empresa salvadoreña en territorio mexicano; sin embargo, el IMPI resolvió en contra de la pretensión mexicana; y por tanto, dándole la razón al laboratorio salvadoreño que demostró haber usado dichas marcas y haber vendido sus productos en tiendas naturistas de México.

    Con estos fallos se abre totalmente el camino para que estos reconocidos productos puedan contar plenamente con sus registros de marca en México y comercializarse sin ninguna restricción ni impedimento legal en dicho país y sobre todo, sin enfrentar una competencia desleal en el país azteca.

    Este caso, así como el reciente fallo favorable de un tribunal arbitral en el caso del acceso de medicamentos al mercado mexicano, abren grandes expectativas de crecimiento para este sector.
    México es uno de los principales socios comerciales para nuestro país; las exportaciones al mes de septiembre de este año ascienden a casi $32 millones, lo que equivale a un crecimiento del 10.3% en relación con las exportaciones durante el mismo período del año recién pasado; en ese sentido, la expectativa es cerrar este año con una cifra cercana a los $50 millones. Por tanto, con la incorporación de productos farmacéuticos al comercio con México, las exportaciones totales a ese país podrían crecer en un 15% para el año 2007.

    “Considero que El Salvador se está ganando el respeto de sus socios comerciales con este tipo de resultados, los cuales demuestran que los mecanismos legales establecidos en los Tratados funcionan y que son la manera correcta de brindarle confianza y seguridad a los sectores productivos nacionales”, concluyó Salazar.

    Dirección de Comunicaciones y RR.PP.
    Ministerio de Economía


    Derechos Reservados 2008 © MINEC - all rights reserved